Memoria Histórica

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Banner
Memoria Histórica

FELISA TENÍA CINCO AÑOS CUANDO FUSILARON A SU PADRE; CON 82, PUDO AL FIN ENTERRARLO

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Castañares despidió ayer los restos de dos vecinos fusilados en La Pedraja durante la guerra civil e identificados la pasada semana mediante ADN.

ELCORREO.com / DANIEL ORTIZ / 17-08-2014

Felisa Gómez besa los restos de su padre antes de ser inhumados en el acto celebrado ayer en Castañares de Rioja. / e. c.

Dicen que el tiempo todo lo cura, pero la frase encierra en sí misma cierto afán de consolación, ya que hay dolores que no remiten por más que vayan cayendo las hojas del calendario. Una de esas heridas se cerró ayer, casi ocho décadas después, en Castañares de Rioja, que dio digna sepultura a dos de sus once vecinos represaliados en la burgalesa sierra de La Pedraja durante los primeros días de la guerra civil, el 18 de agosto.

El municipio despidió a Segundo Gómez Azofra y a uno de los hermanos Rioja Juez (la ciencia no ha sido capaz de corroborar si los restos hallados en la fosa corresponden a Castor o a Francisco), cuyos nombres figuraban junto a los de otros ocho represaliados de Castañares en una placa colocada en el cementerio. El frío mármol, financiado por los propios familiares, sirve para mantener viva su memoria, aunque solo sus cuerpos pueden llenar el vacío que dejaron.

«Al fin hemos podido darle un entierro digno a mi padre, 78 años después», señalaba ayer Felisa Gómez. «No es que no hayamos podido hacerlo antes, es que ni siquiera podía hablarse del tema». Felisa tiene 82 años y lleva desde que alcanza su memoria -a Segundo Gómez lo asesinaron cuando ella tenía cinco años- batallando para localizar los restos de su padre. Los contratiempos han sido demasiados, pero al final su historia tiene un final feliz.

«Mucha gente nos pedía que no revolviéramos el pasado, pero no se cerrarán las heridas hasta que cada cual esté en su sitio y las familias tengamos un lugar adónde ir a hablar con ellos o ponerles flores», sostiene. Ella y sus dos hermanas tienen ya ese lugar desde el que honrar a su padre: el panteón familiar, donde descansa desde ayer junto a su esposa y otra hija fallecida.

Felisa, intervenida recientemente de un aneurisma, pensó que no llegaría a presenciar el funeral de su padre. Tampoco su hermana, cuyo estado de salud es extremadamente frágil. Sin embargo, ayer pudieron formalizar la despedida en el cementerio de Castañares.

«Ha sido muy emocionante por el recuerdo de mi padre, pero por otra parte estamos muy tranquilos de haber conseguido recuperar sus restos. Creo que yo también descansaré tranquila, porque he soñado cientos de veces que mi padre me llamaba», señala Felisa, quien recuerda emocionada cómo «el viernes me entregaron los restos de mi padre, los besé y le dije 'bienvenido a casa'».

Para bien o para mal, el funeral de ayer es un éxito que solo pueden atribuirse los familiares de los fusilados, que han tenido que luchar para recuperar su memoria con sus propios medios.

«Nadie nos ha dado una perra. Cuando daban becas a los hijos, incluso nos las denegaban; no tenemos que agradecerle un céntimo a nadie. El Gobierno de Zapatero dio dinero para exhumar los restos de La Pedraja, pero incluso los últimos fondos no llegamos a recibirlos», subraya la hija de Segundo.

Su nieta, Valvanera Francia, asegura que «no se ha hecho justicia, pero al menos podemos decir que se ha cerrado una herida». «Todas las pruebas de ADN las hemos sufragado los familiares», señala, al tiempo que sostiene que «da rabia que todavía te juzguen por buscar a tu abuelo con tu propio dinero. Para la generación de mi madre tuvo que ser muy duro seguir callando, aún después de la llegada la democracia».

LOS DATOS

La ceremonia . Castañares despidió a Segundo Gómez y a uno de los hermanos Rioja Juez, cuyos restos han sido identificados 78 años después de su muerte.

La Pedraja. En 2010 se localizó una fosa común con 106 cuerpos, además de otros 50 en una fosa cercana. Algunos expertos estiman que puede haber hasta 400 personas enterradas en La Pedraja.

Naciones Unidas. Ha instado al Gobierno a sentar las bases para aplicar la Ley de Memoria Histórica antes de octubre.

 

DARÍO RIVAS: "CADA VEZ ESTAMOS MÁIS SALVAXES, FACENDO ARMAS CON MAIOR POTENCIA PARA MATAR"

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

O activista en prol dos dereitos humanos tivo 300 adhesións á homenaxe de Lugo.

La Voz de Galicia.es / XOSÉ CARREIRA / 11-08-2014

Darío Rivas, o día en que foi distinguido na Deputación Provincial. Alberto lópez

«Un día o sacerdote lucense Xesús Mato preguntoume por teléfono: ¿De onde saíu un petiso, dunha aldea que non coñece ninguén e que arma tanto barullo?» Quen isto conta é Darío Rivas Cando, que aos seus 94 anos, converteuse nun gran activista en prol dos dereitos humanos despois dunha longa loita por recuperar ao seu pai, asasinado no 36, cando era alcalde de Castro de Rei. Os seus esforzos tiveron recompensa logrou atopar os restos do seu proxenitor e ademais conseguiu o recoñecemento de centenares de persoas en Arxentina e España pola súa loita para conseguir facer xustiza cara a aqueles desaparecidos durante o que el denomina a «guerra incivil» española. A pasada semana recibiu a placa de honra da provincia de Lugo nun acto de repercusión internacional.

-¿Que supuxo para vostede este recoñecemento?

- Sacoume un pouco a amargura porque creo que o pobo español segue sendo nobre e ten sentimentos. É un recoñecemento máximo ás vítimas da Guerra Civil española e á defensa dos dereitos humanos.

-Tivo a adhesión de máis de 300 persoas e colectivos de diversos países, especialmente de Arxentina onde vostede reside...

-Si. Entre elas están as da Corte Suprema de Xustiza Arxentina, a do presidente da sociedade de avogados da capital federal, de Baltasar Garzón, das Nais da Praza de Maio, da Federación de Sociedades Galegas en Arxentina... De Galicia, moitos escritores, sociedades e alcaldes de de varios partidos aos que non acepto como tendencia política senón apoiando a Guerra Civil porque quero que se faga algo para que deixemos de falar mal dela; que se lle outorguen os restos das persoas aos seus seres queridos e poidan levalos a un panteón e que, dunha vez por todas, tratamos de que haxa gobernos que representen ao pobo e non se produza máis aquela división porque España vive do mal recordo dunha guerra insoportable. O meu agradecemento sincero a todos os adherentes á homenaxe e pola entrega da placa da provincia de Lugo que recibo e comparto en representación de todos aqueles que sufriron o horror e o terror da «guerra incivil». Grazas a todos por acordarse das vítimas, dos seus seres queridos e de defender os dereitos humanos.

-É curioso, entre os asistentes había persoas que cando vostede empezou na súa loita déronlle portadas. ¿Que pensa?

-É algo que non podían evitar. É a realidade do ser humano. Eles danse conta de que aquilo non era o que servía. Non facían nada mantendo o criterio do asasinato, da inxustiza. Non... porque o pobo se dá conta. Os pobos van ter que chegar a unha situación de dicir: o goberno é o noso empregado. Pero, actualmente no mundo o pobo é empregado do goberno. Mentres non cambiemos a posición, eles teñen dereitos e atribucións, de foros e de cousas raras e o pobo non ten dereito máis que ir ao cárcere cando contraviene a lei. É moi distinta a posición, mentres non chegue a civilización a razoar. Porque estamos cada vez máis salvaxes. Estamos en guerra todo o tempo. Estamos a fabricar armas para matar con máis potencia. Estamos a crear criminais con uniforme. Unha persoa que crea un soldado, ¿Está a adestralo para matar? Está a dicirlle como ten que pegar no corazón para que se morra máis rápido e iso non é civilización. Iso é a animalada da humanidade. Ningunha persoa que declarou a guerra no mundo foi á fronte de batalla. Ningún rei morreu no campo de batalla, pero os seus súbditos morreron para beneficio da coroa.

-Pinta mal o panorama para a paz, para os dereitos humanos...

-Cada vez véxoo peor e como sigan así, vou tratar antes de morrerme de pasarme ao reino animal porque é máis humano. Os animais non matan senón é por subsistencia, manteñen o amor. Non aprenden a matar, matan o necesario para subsistir, para comer. Non deixan á presa morta. ¿Que me están falando da humanidade? ¡Se nos últimos dez días morreron mil persoas xa! Non o entendo.

-É vostede un gran loitador...

-Xa lle expuxen antes o que me dixo un día, hai xa algún tempo, Xesús Mato e tiña razón. ¿Quen son na Arxentina? Ninguén, nada. Un galego... ao que deron traballo e traballo, non estivo de vacacións nese país. Tiven distintas empresas, pero empecei levando carros de «bosta». Fixen todo tipo de traballos. Os traballos son unha honra para a xente cando é sa. Cos anos, chegou a Cámara de Deputados Arxentina e cita a Darío Rivas para falar del directamente no hemiciclo. ¡A un galego que nada ten que ver coa Arxentina! ¿Que carallo fixen eu, un tipo con cinco anos de colexio para presidir o decanato da Universidade de Salamanca? Iso é moi raro. A min déronme unhas facilidades...

 

EN BUSCA DE SALVADOR VOCES

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 
La ARMH buscará en agosto en Murias de Rao (Lugo) a este guerrillero berciano, uno de los hermanos 'Pitaciega' y que fue abatido por la Guardia Civil en 1948.
elbierzonoticias.com / V. SILVÁN / 05-08-2014

La partida de los "Pitaciega". A la derecha y tumbado, posiblemente, Salvador Voces. (Foto: ARMH)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) buscará este mes de agosto en Murias de Rao (Lugo) los restos del berciano Salvador Voces Canóniga, abatido por la Guardia Civil en esta localidad lucense, perteneciente al municipio de Navia de Suarna, el 13 de octubre de 1948. “Es uno de los trabajos que realizaremos gracias a los fondos aportados por el sindicato noruego, primero realizaremos la prospección para confirmar que el cuerpo de Salvador Voces está ahí y después una segunda fase de exhumación para no trasladar esa incertidumbre de si está o no está a la familia”, explicó el vicepresidente de la ARMH, Marco González.

Salvador Voces es uno de los conocidos hermanos 'Pitaciega', natural de Quilós (Cacabelos) y el último que estuvo escondido en el monte desde 1937. Años antes de su muerte, en 1943, su hermano Pedro Voces había sido también abatido en similares circunstancias en la aldea de Vilavella de Triacastela y cuyo cuerpo fue rescatado por la ARMH hace cuatro años, en 2010, en Vilavella. “Después de haber investigado la muerte de su hermano Pedro pudimos conocer que estaba enterrado en el antiguo cementerio de Murias de Rao, con un acta de enterramiento que dice donde está”, añadió.

El problema es que el antiguo cementerio ha sido cementado y un trabajo que podría realizarse manualmente ahora requerirá el uso de maquinaria, lo que complica la intervención porque requiere de más permisos y restaurar la zona de trabajo una vez concluya la exhumación. “Tenemos los permisos desde hace tiempo del Obispado de Lugo, que no nos ha puesto ningún problema pero la dificultad estaba en la necesidad de fondos para poder afrontar esos trabajos”, apostilló Marco González.

Extracto del acta de enterramiento de Salvador Voces en el cementerio de Murias de Rao. (Foto: ARMH)

La ayuda prestada por este sindicato noruego está siendo vital para la actividad de la ARMH y gracias a ella ya pudieron hacer unas semanas la exhumación en Ávila del guerrillero Perfecto de Dios y también tiene previsto en los próximos meses a Cádiz, para abrir otra fosa con dos cuerpos y que está ubicada en medio de un olivar. Y es que las dificultades que está encontrando la asociación para financiase son importantes porque, criticó Marco González, “parece que el Gobierno de España ha querido quitarse del medio la memoria histórica eliminando la más mínima ayuda”.

Así, algo tan sencillo como solicitar una subvención para adquirir un disco duro o un escáner para proceder a la digitalización y poner en orden todo el archivo de la ARMH “cae en saco roto”. “Nos la niegan desde Cultura”, apostilló González, que cree que tratan de “asfixiar a la memoria histórica y sacarla de la agenda política” a pesar de las advertencias de ONU a España porque “no respeta los derechos humanos” con más de 114.000 desaparecidos. “Todo se queda en recomendaciones pero esas advertencias son para sacar los colores, pero nosotros llevamos 14 años rodando y para desgracia del Gobierno por cada fosa que se abre ya se está solicitando la apertura de otras”, añadió.

 

LA ARMH BUSCA A LA FAMILIA DEL TERCER CUERPO OCULTO EN LA FOSA DE CANSECO

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

La asociación está pendiente de ese contacto para comenzar con la exhumación para recuperar los restos de otros dos soldados republicanos.

elbierzonoticias.com / V. SILVÁN / 05-08-2014


Entrada al cementerio de Canseco, donde se ubica la fosa donde fueron enterrados los tres soldados republicanos. (Foto: ARMH)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) busca a la familia de un tercer hombre, cuyo cuerpo está enterrado en una fosa común junto a otros dos soldados republicanos en la localidad de Canseco (León). “Tenemos esa fosa documentada desde hace tiempo y con todos los permisos para hacer la exhumación, pero necesitamos contactar con la familia del tercer cuerpo que hay enterrado porque no podemos hacerlo sin que ellos lo sepan”, señaló el vicepresidente de la ARMH, Marco González.

Fue en el año 2012 cuando la ARMH se puso en contacto con el presidente de la Junta Vecinal de Canseco, Javier Fernández, para tratar de localizar los restos de un soldado republicano, Tomás Fernández, ya que las investigaciones les llevaban hasta ese pueblo. El pedáneo les indicó el lugar exacto donde estaba la fosa común y les explicó que los mayores de esa localidad recordaban “que los restos de los tres soldados fueron trasladados al cementerio a lomos de un burro”.

Así, también le comentó que había una familia que llevaba flores puntualmente a esa fosa todos los años, el 1 de noviembre. “Se trataba de una tercera familia, hasta ahora desconocida”, apostilló Marco González, que añadió que, “dada la delicadeza de este asunto", desde la ARMH intentan "por todos los medios contactar y colocamos un cartel a pie de fosa con el número de teléfono a los vecinos del pueblo para que esta familia contactara con la asociación”.

“Ese contacto tuvo lugar el 30 de noviembre de 2013, un año después de colocar el cartel solicitando la autorización de esa tercera familia. Esa familia de la zona de Gordón se puso en contacto con la ARMH pendiente de hacer una reunión familiar, y si hacía falta, una persona de la ARMH se desplazaría a la zona de Pola de Gordón para hablar con ellos”, explicó González, que señaló que desde entonces no han vuelto a tener más noticias de esa familia.

Por eso ahora quieren que, bien la propia familia, o alguien que la conozca, se ponga en contacto con la asociación porque las familias de los otros dos soldados enterrados en esa fosa están a la espera para poder recuperar los cuerpos de sus seres queridos. “Tenemos que informarles, luego ellos pueden decidir si quieren recuperar los restos y darles sepultura en otro lugar o, por el contrario, quieren que sigan en ese lugar al que han acudido a llevarle flores todos los años”, apuntó.

Unas cartas

La búsqueda de esta fosa común partió del hijo de uno de los soldados republicanos allí enterrados, Tomás Fernández, que contacto con la ARMH con el objetivo de recuperar el cuerpo de su padres y devolverlos a la localidad asturiana de Ciaño de Langreo, “para que descansasen al lado de los de su viuda”.

Para localizarlo fueron muy importantes las cartas que escribía a su mujer, Carmina Fernández, y a su hijo Tomás. Así, sus últimos pasos poco antes de la caída del Frente Norte fueron plasmados en esas misivas, enviadas desde la localidad leonesa de Villanueva del Pontedo y en las que informaba puntualmente de los cambios de localización del Batallón 249.

La ARMH tiene ya todo listo para proceder a la exhumación de esta fosa de Canseco, que sería una de las cuatro actuaciones que la asociación va a llevar a cabo con los fondos recibidos del sindicato noruego ELOGIT. Ya han intervenido en la fosa de Ávila y en las próximas semanas trabajarán en la localidad lucense de Murias de Rao y también en Cádiz.

Las cartas del soldado Tomás Fernández a su mujer y que sirvieron para localizar la fosa. (Foto: ARMH)

En las cartas explica los cambios de su destino en el Batallón 249. (Fotos: ARMH)

 

 

"DESDE QUE FALLÓ LA REPÚBLICA EN ESPAÑA NO HA HABIDO JUSTICIA"

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

El anarquista Félix Padín, de 98 años, relata ante el juez la represión franquista que vivió en los campos de concentración, en el marco de la querella argentina contra la dictadura.

El pasado mes de mayo la jueza Servini se entrevistó con él pero no pudo tomarle declaración a estar convaleciente de una enfermedad.

eldiario.es / AITOR GUENAGA / 04-08-2014

Félix Padín llega al juzgado de Miranda acompañado de su hija.

"Palos, muchas horas de trabajo y muchas veces, si en el campamento no había humo, ya sabías que no había comida ese día". De esta manera ha rememorado ante el juez de Miranda de Ebro el anarquista Félix Padín su paso por los campos de concentración de la dictadura franquista.

Su testimonio judicial ya está incluido en la querella contra los crímenes del franquismo que investiga la jueza argentina María Servini de Cabria. Padín ha hecho así su penúltimo servicio a la lucha contra la dictadura. Este anarquista bilbaíno, de 98 años de edad y una memoria a prueba del paso del tiempo, ha relatado ante el juez de Miranda de Ebro la represión franquista que sufrió en los campos de concentración.

El pasado mes de mayo, cuando la jueza argentina que investiga los crímenes durante el franquismo viajó a España para tomar declaración a numerosos represaliados por la dictadura, se entrevistó con Padín en el hospital. Pero no pudo tomarle declaración por encontrarse convaleciente de una enfermedad. Este primer lunes de agosto, ya recuperado, ha llegado en silla de ruedas hasta el juzgado de Miranda de Ebro acompañado por su hija. Con ganas de contar todos sus sufrimientos.

El veterano luchador antifranquista ha estado además arropado por la Plataforma Vasca contra los Crímenes del Franquismo y por miembros del sindicato CNT. La memoria no le ha fallado a Padín. Sus recuerdos se mantienen también indelebles. Ha relatado su experiencia en los "batallones de trabajadores", como los denominaba la dictadura, auténticas fábricas de mano de obra barata donde los franquistas trataban como esclavos a las personas enviadas allí por el franquismo.

 

"Enterrados en las cunetas"

No es que Padín confíe mucho en la justicia. Pero considera un deber contar lo que pasó allí, dar testimonio y que se logre la reparación por el sufrimiento padecido tras los muros de tantos y tantos campos de concentración como el de Miranda de Ebro. "Espero que mi declaración sirva de algo porque hasta ahora la historia de lo ocurrido solo la cuenta una parte y eso no es justo", aunque Franco dijera que lo dejaba todo "atado y bien atado". "Desde que falló la República", ha señalado tras prestar declaración ante el juez, "en España no ha habido justicia más que para ellos", en alusión a los herederos del franquismo.

"Hoy Félix ha dado voz a miles compañeros que sufrieron el terrorismo de Estado y que aún tienen que soportar que ese mismo estado -ahora disfrazado de democrático- continúe protegiendo a policías y militares asesinos", ha señalado la CNT en un comunicado tras su declaración. La CNT, sindicato al que ha pertenecido Padín toda la vida, ha destacado que se trata de la primera vez que este anarcosindicalista entra a un juzgado "para narrar los horrores que tuvo que sufrir durante la dictadura franquista".

"De esta manera, hoy ha honrado a tantas y tantos compañeros que aún siguen enterrados en las cunetas de esta supuesta democracia, en la que, lamentablemente, existen diferentes categorías de víctimas", han resaltado. "La propia querella que se tramita en Argentina contra los crímenes del franquismo es parte de esta lucha contra la impunidad", han apuntado desde el sindicato.

 


Pág. 1 de 10

Donaciones

Síguenos

  • Facebook: Facebook
  • YouTube: Youtube
  • Twitter: Twitter
  • Google Reader: Google +
  • Flickr: Flickr

Tienda de la memoria

Mapa de la memoria


Ver Memoria en un mapa más grande

Destacado

Diez años agujereando el olvido, el silencio, la niebla con la que la dictadura quiso cubrir sus terribles crímenes, los más atroces que pueden cometer algunos seres humanos.

Diez años reapareciendo, recuperando, desolvidando. ayudando a regresar a los desaparecidos, a las desaparecidas, a los que fueron secuestrados, asesinados y abandonados.

Diez años de esfuerzos de mucha gente, de muchos lugares, de testigos que comparten su memoria para señalar cunetas, parajes, espacios en los que las fosas esconden su secreto.

Diez años para aprender, para saber, para conocer la dimensión criminal del franquismo, para entender por qué tuvieron que callar, por qué portaron hasta el presente, en silencio, la memoria que los hacía testigos de delitos atroces, que los amenazaba.