Memoria Histórica

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Banner
Memoria Histórica

LAS CICATRICES DEL FRANQUISMO EN CHILE

E-mail Imprimir PDF

Un coruñés residente en el país chileno incorpora a la causa abierta en Buenos Aires una denuncia por el fusilamiento de su padre y la persecución de su madre.

laopinioncoruna.es / ALEXANDRA MOLEDO - R. PRIETO / 27-11-2014

José Manuel Calvelo Ríos y Carmen García-Rodeja, el martes, en el consulado de Argentina en Chile. l. o.

Desde que Darío Rivas -hijo de Severino Rivas, fusilado en 1936 cuando era alcalde de Castro de Rei (Lugo) e Inés García Holgado -sobrina de Elías Holgado, alcalde de Salamanca asesinado en 1937- presentaran en abril de 2010 una querella en Argentina para que se investigaran los crímenes de la dictadura franquista, muchos son los gallegos que han seguido sus pasos. Ninguno de los familiares de los más de 5.000 gallegos represaliados durante el régimen de Franco tuvo el amparo de la Justicia española, por lo que decidieron unirse a esta querella admitida a trámite por la juez María Servini de Cubría en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número uno de Argentina.

En los últimos meses se presentó una denuncia conjunta de 17 casos de desaparecidos de A Coruña y Lugo, junto con otra docena en Vigo. Y ayer, el coruñés José Manuel Calvelo Ríos presentó la primera denuncia desde Chile, donde reside, por el asesinato de su padre, Manuel Calvelo López, fusilado en la cárcel de Santiago de Compostela el 31 de diciembre de 1936 y por la persecución política que sufrió su madre, Isabel Ríos.

Arresto en Curtis

El matrimonio fue arrestado en Curtis por su actividad a favor de la República, en el caso de Isabel por organizar la primera célula comunista del municipio coruñés. Unas horas antes de la ejecución de su marido -del que se despide a través de las mirillas de las celdas- a Isabel le conmutaron la pena de muerte a la que le habían condenado en un juicio sumarísimo por la cadena perpetua. Aunque sobrevivió a la represión, su vida estuvo marcada por sucesivas huidas de otras dictaduras de América Latina.

José Manuel Calvelo presentó ayer en el consulado de Argentina en Chile su denuncia acompañado de la coruñesa Carmen García Rodeja, colaboradora de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). No pretende "cerrar heridas", sino que se sepa "quienes las infligieron" para que "no vuelvan a repetirse". "Las heridas no se cierran, en el mejor de los casos cicatrizan, pero para ello hay que exponerlas al sol y desinfectarlas", reclama. Por eso, no pide más justicia que la de "levantar los cargos falsos e infamantes" por los que le arrebataron los suyos.

Tras al muerte de su padre, su madre fue trasladada de la prisión compostelana a la cárcel de mujeres de Saturranán (en la frontera entre Guipúzcoa y Vizcaya) y allí estuvo entre 1937 y 1944. En esos siete años, José Manuel y su hermano Roberto solo pudieron visitarla una vez. Después de cinco años viviendo en casa de unos tíos en Ponferrada se trasladaron a Curtis, donde los acogieron otros familiares.

De esa época, José Manu el recuerda cómo él y su hermano ayudaban a la guerrilla de Benigno Andrade, Foucellas -el guerrillero antifranquista gallego más legendario- llevándole armas y comida a su escondite en el monte. Los hombres de Foucellas también utilizaban la máquina de escribir que había en la casa de los parientes de José Manuel Calvelo, la única que había en todo el pueblo.

La salida de la cárcel de Isabel no significó, sin embargo, el fin de sus penurias. Ni para ella ni para sus hijos. La familia se trasladó a vivir a la ciudad de A Coruña y su única vía para salir adelante era la venta de quesos y huevos, actividad por la que Isabel fue torturada más de una vez en la comisaría de policía de la ciudad.

En 1947 cruzó el charco y se fue con sus hijos a Buenos Aires, país en el que contacta con personajes de la cultura gallega exiliados como Eduardo Blanco Amor y Luis Seoane. Pese a la represión, Isabel no cesa su actitud crítica que le cuesta su expulsión del Partido Comunista. Hasta su muerte en España en 1997 tuvo que escapar de regímenes dictatoriales tanto en Argentina como en Chile y Perú. Ella misma resumía así el objetivo de su causa: "Me llevó a la lucha una ambición inmensa de aportar mi grano de arena a la transformación de una sociedad injusta".

 

HUELGA DE HAMBRE DEL LÍDER DE LA ASOCIACIÓN DE MEMORIA DE RONDA

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

Crece la tensión entre los familiares de las víctimas de la Guerra Civil en Ronda y la Junta de Andalucía. Tras formular una serie de alegaciones a la Dirección General de la Memoria Democrática para paralizar el inicio unilateral por parte de ésta de la exhumación de la fosa común sin contar con la opinión de las familias, Francisco Pimentel, presidente de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Ronda, ha iniciado una huelga de hambre que pretende llevar hasta sus últimas consecuencias. ¿Las razones? Exige “que no se haga ningún trabajo de exhumaciones en nuestras fosas comunes mientras no se elabore un plan completo previo entre la administración y los familiares”.

andaluces.es / MARÍA SERRANO / 23-11-2014

Pimentel en el Cementerio de San Lorenzo

“No dejaré que venga los de la Junta a privatizar la Memoria Histórica y a echar a los familiares de estos procesos. Es muy injusto”, argumenta indignado Pimentel, nombre de referencia durante las últimas décadas en el movimiento memorialista de Ronda, en cuyo cementerio yacen en una fosa común los restos de entre 1.700 y 3.000 represaliados.

Desde el pasado 14 de noviembre Pimentel ha improvisado en el cementerio de Ronda una pérgola a la que ha añadido lonas protectoras para amortiguar las bajas temperaturas de noviembre. “Llego cada día  a las siete de la mañana y hasta las doce de la noche no me voy”. Pimentel cumplirá la semana que viene 70 años y ya siente “cómo las piernas le flaquean” ante la falta de alimento por la huelga de hambre. A pesar de la complicada situación sonríe y aclara a este periódico, que no va “a parar la huelga hasta que la Junta y el equipo de la Memoria, liderado por Luis Naranjo, den una respuesta a lo que estamos pidiendo”.

LOS ARGUMENTOS DE LOS FAMILIARES

El pasado 5 de noviembre, Pimentel recibió respuesta por parte de las Dirección General a las alegaciones presentadas a finales del mes de octubre. Entre los argumentos alegados destacaban que los familiares son los únicos que “representan legalmente a las víctimas  de la Guerra Civil enterradas en fosas comunes” y apelaban en su defensa al grupo sobre desapariciones forzadas de la ONU, que viene solicitando que se “ayude a los familiares a encontrar, exhumar y dignificar a los que fueron desaparecidos por las autoridades franquistas”.

Pimentel ha destacado que “la Junta solo ha dicho con buenas palabras que no llevamos razón y que van a continuar con el proceso”. Además, el Ayuntamiento de Ronda ya ha dado el permiso para el inicio de la exhumación, tras la publicación oficial en el BOJA. Luis Naranjo afirmó el pasado 14 de noviembre que “se iniciarán las excavaciones en menos de quince días”.

El portavoz de las familias no se resigna ante la posición “injusta” de la Junta. “El día que comencé con esta huelga, vino Naranjo con todos sus acólitos de la Junta para declarar el cementerio de San Lorenzo como lugar de la memoria”. Pimentel se pregunta:  “¿Por qué los familiares no fueron avisados? Parece que solo quieran dar el discursito político y largarse”.

En medio de aquella escena, el grupo de la Junta pasó por delante de la pérgola de Pimentel sin emitir palabra. “Solo fue al final del discurso cuando Naranjo se dirigió a mí para preguntarme si me podía saludar”, aclara.

DIÁLOGO BLOQUEADO

Juan Ignacio Arenas, asesor de Naranjo, acudió personalmente en la mañana de ayer hasta el camposanto de San Lorenzo para aclarar con Pimentel los argumentos de la Administración andaluza. “Yo les he pedido mantener una reunión con la Junta, la asociación, el ayuntamiento y los arqueólogos para sentar unas bases de actuación, pero no quieren ceder”. Pimentel afirma que la posición de Arenas es que “la Junta quiere tener el proceso en sus manos, cumpliendo con la nueva ley de memoria histórica y el protocolo de exhumaciones que se aprobará próximamente en el Parlamento”.

Cansados por esta situación, los familiares de Ronda visitan a diario a Pimentel para inyectarle fuerza y apoyo. “Ante esta imposición no me ha quedado más remedio que hacer lo que estoy haciendo para llamar la atención de la sociedad”.

17.000 EUROS ES INSUFICIENTE

La fosa de Ronda podría tener, según fuentes documentales, unas 1.700 víctimas de la represión franquista, aunque hay testimonios que elevan la cifra hasta las 3.000. Los 17.000 euros de subvención aprobados por la Junta de Andalucía para la exhumación de la fosa número 1, donde se encuentra el padre y el abuelo de Pimentel, podría albergar alrededor 110 personas. “Con ese presupuesto y las dificultades técnicas de la fosa, tendrían para sacar solo 40 cadáveres y con el resto ¿qué hacemos? No queremos que jueguen con los nuestros ni que abran fosas de forma chapucera”.

La solidaridad de los vecinos de Ronda hace que Pimentel pase con menos dificultad el mal trago. “Los del cementerio me han dado hasta una estufa eléctrica y vienen a verme de otros pueblos, de los sindicatos, mujeres,  jóvenes. Noto que la gente está con nosotros y tenemos que ganar esta lucha”.

 

VÍCTIMAS DE FRANCO RECURRIRÁN POR PRIMERA VEZ A LA VÍA CIVIL PARA PEDIR UNA EXHUMACIÓN DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

Purificación Lapeña presentará el próximo jueves una demanda reclamando la exhumación de los cuerpos de su abuelo y su tío abuelo, fusilados durante la Guerra Civil.

La defensa alega que la ONU declara el deber de restituir a las víctimas y es innegable que los familiares de Lapeña no han tenido oportunidad de ser compensados por el daño sufrido.

infolibre.es / 18-11-2014

El Valle de los Caídos. VICTOR LERENA

Purificación Lapeña presentará el próximo jueves, 20 de noviembre, una demanda por la vía civil en los Juzgados de Primera Instancia de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) reclamando la exhumación del Valle de los Caídos de los cuerpos de su abuelo y su tío abuelo, fusilados durante la Guerra Civil.

La demanda, a la que tuvo acceso Europa Press, invoca la doctrina del Tribunal Supremo que ofrece a los familiares de las víctimas del franquismo la posibilidad de acogerse a la jurisdicción civil para identificar los restos mortales, regularizar su situación y darles "digna sepultura". El abogado de Lapeña, Eduardo Ranz, solicita que el juzgado autorice la exhumación con el auxilio de técnicas del Instituto Nacional de Toxicología y la ayuda de expertos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, universidades u otros organismos.

Demanda la recuperación y entrega de los restos humanos a la familia de las víctimas para su debida inscripción en el Registro Civil y pide que se promueva un expediente de 'informaciones para la perpetua memoria' regulado en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Deber de restituir a las víctimas

La defensa alega que la ONU declara el deber de restituir a las víctimas y es innegable que los familiares de Lapeña no han tenido oportunidad de ser compensados por el daño sufrido. "Asesinatos, detenciones ilegales y secuestro con fecha del 27 de julio de 1936 y el 20 de octubre de 1936, encontrándose las víctimas a día de hoy en una situación perpetuada en el tiempo y que es necesario poner fin", destaca.

Lapeña, que agotó la vía penal, explica en su escrito que su abuelo Manuel Lapeña era veterinario y su tío abuelo, Antonio Ramiro Lapeña, era herrero cuando desaparecieron en 1936. Su "único delito" fue fundar la CNT en la localidad zaragozana de Villarroya de la Sierra. Tras ser ejecutados aquel año, los restos mortales de sus familiares fueron trasladados al Valle de los Caídos por orden del Ministerio de Gobernación en 1959. La demandante pide que se constate la muerte violenta y se proceda a identificarlos y entregarlos a la familia para que los puedan enterrar donde deseen.

 

FRANQUISMO S.A

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

En el archivo del diario ABC hay una fotografía del Valle de los Caídos con una anotación en el reverso, en la que se advierte de la necesidad de borrar el cartel de la constructora Huarte que aparece en la imagen. La rúbrica es un perfecto ejemplo para ilustrar cómo las grandes empresas españolas intentan borrar, con la connivencia de los medios de comunicación y los gobiernos de esta democracia, los vestigios de la instrumentalización que hicieron del franquismo para construir su imperio económico. Algunas empresas que cotizan en el IBEX 35, como Gas Natural, OHL o Iberdrola, se lucraron con la represión y el modelo autárquico que impuso el dictador y, a día de hoy, siguen sin reparar a las víctimas.

La Marea / ANTONIO MAESTRE / 20-11-2014

Unión Fenosa nació de la expropiación forzosa de la empresa de un represaliado republicano.

Las empresas obtuvieron beneficios de distintos modos: algunas usaron mano de obra forzada, otras se aprovecharon de la represión de sus competidores por pertenecer al bando republicano y otras,simplemente, se lucraron gracias a la cercanía con Franco cuando el régimen efectuó su inmensa obra pública: el Valle de los Caídos. Además, el franquismo propició unas condiciones laborales muy ventajosas para las empresas, ya que no existía el sindicalismo ni se podían negociar unas condiciones salariales y de trabajo dignas.

Una muestra del funcionamiento de esta red clientelar es la carta enviada a Franco el 25 de mayo de 1970 por Pedro Barrié, dueño de Fuerzas Eléctricas del Noroeste (FENOSA) y del Banco Pastor, para que intercediera ante el Ministerio de Hacienda, que ponía dificultades a su empresa ASTANO (Astilleros y Talleres del Noroeste). Barrié se quejaba ante el caudillo de que no se le permitía al Banco Pastor apoyar económicamente a su astillero y planteaba que las únicas opciones que le quedaban era la mediación del dictador ante Hacienda o, en su defecto, la intervención estatal a través del Instituto Nacional de Industria o los astilleros públicos. La misiva, a la que ha tenido acceso La Marea, concluye de este modo: “Espero que, como todos los años, si usted me lo permite, pueda visitarlo este verano en el Pazo de Meirás. Recordaremos nuestros muchos años de amistad y podré reiterarle mi inquebrantable lealtad y afecto”.

Según Javier Pueyo, profesor de la Universitat Pompeu Fabra, la clase empresarial española encontró un hábitat idóneo para poder desarrollarse sin la competencia. El periodo más intenso de esta oligarquía monopolística ocurrió en los años 50 cuando, tal y como explica el historiador en su artículo Las relaciones entre las empresas eléctricas y el Estado franquista, “se dieron unas condiciones extremadamente favorables consistentes en la altísima protección exterior, una fuerte intervención estatal, defensa de la industrialización acelerada y una financiación inflacionista”. Este tipo de organización económica dotaba de privilegios y favores a los empresarios más afines y cercanos al régimen de Franco. De esta relación de favores surgió una oligarquía con la que se forjaron grandes imperios y empresas de las que beben muchas corporaciones que cotizan hoy en el IBEX 35. El artista Luis Quintanilla, en una conferencia en Nueva York en 1938 desde el exilio, explicaba esta simbiosis del siguiente modo: “El fascismo no es ni más ni menos que la burguesía armada contra el proletariado”.

Gas Natural Fenosa

La empresa que mantiene como consejero al expresidente del Gobierno Felipe González nació en el año 2009 de la fusión de Gas Natural y Unión Fenosa. Esta última empresa se creó en el año 1982 como resultado de la unión de otras dos, FENOSA y Unión Eléctrica Madrileña. El dueño de FENOSA, Pedro Barrié, amplió su fortuna ayudado por la cercanía con el dictador y como recompensa tras haber sido uno de los grandes financieros de la Guerra Civil para el bando nacional. Como ejemplo de este vínculo sirve la concesión del Condado de Fenosa al empresario por parte del dictador en el año 1955 en agradecimiento por los servicios prestados en general y, en particular, por la cuestación popular que Pedro Barrié hizo para regalarle el Pazo de Meirás, que todavía ocupan los Franco para su asueto canicular.

 

BUSCAN EN TERRENOS DE LA VASCO RESTOS DE REPRESALIADOS FUSILADOS EN EL AÑO 37

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 

Las labores se centran en la línea de baldes, utilizada para trasladar a las víctimas.

Diario de León / BARRIO PLANILLO / 18-11-2014

Una excavadora realiza la búsqueda de restos ante la atenta mirada del equipo de la ARMH. - planillo

Varios miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), realizaron durante la jornada de ayer la búsqueda de los restos de varios hombres fusilados en la localidad gordonesa a finales de octubre del año 1937. Durante casi siete horas una máquina excavadora realizó distintas catas en el paraje próximo al colegio Maristas Santa Bárbara, con la atenta mirada de un equipo de la ARMH, que están convencidos de que «en esta zona, y según la información recibida de familiares y vecinos de Santa Lucía, existen restos de varios hombres fusilados en el año 37».

El equipo de investigación tiene como referencia la llamada línea de baldes, desde la que se transportaba el carbón de la mina hasta un cargadero, y que aprovechándola por entonces en el año 37 también transportaban los cuerpos de los fusilados que regresaban del frente. El presidente de la ARMH, Marco González, apuntó que «aunque esta línea de baldes desapareció en los años 80 deja un rastro de polvo negro, por lo que puede haber todavía esperanzas que durante la jornada de mañana aparezcan restos de las personas asesinadas, ya que además familiares y vecinos de la localidad de Santa Lucía han insistido en que en esta zona hay posibles represaliados, por lo que hemos decidido continuar las labores», señaló.

Diez años de estudio

Esta actuación de investigación viene de un largo proceso de más de diez años recopilando datos, y precisamente la biznieta de uno de los fusilados, minero de profesión y que fuera alcalde pedáneo de Santa Lucía durante la República, aseguró que «lo único que queremos es poder sacar los restos y juntarlos con los de mi bisabuela para olvidarnos de este asunto que llevamos arrastrando toda una vida para que se haga público el reconocimiento de que lo mataron y para que podamos tener un certificado de defunción que se nos ha negado hasta ahora». En este sentido, reconoce que «no sabemos lo que nos vamos a encontrar, ya que existen rumores de que hay muchos hombres más, en esta zona». Eutiquio Ugidos y Blas Llanos son dos de las personas cuyos restos se intentarán localizar con mas certeza, y también otro compañero según las indicaciones que se han apuntado, en el campo de actuación que son terrenos de empresa minera de La Vasco.

 


Pág. 1 de 20

Donaciones

Síguenos

  • Facebook: Facebook
  • YouTube: Youtube
  • Twitter: Twitter
  • Google Reader: Google +
  • Flickr: Flickr

Tienda de la memoria

Mapa de la memoria


Ver Memoria en un mapa más grande

Destacado

Diez años agujereando el olvido, el silencio, la niebla con la que la dictadura quiso cubrir sus terribles crímenes, los más atroces que pueden cometer algunos seres humanos.

Diez años reapareciendo, recuperando, desolvidando. ayudando a regresar a los desaparecidos, a las desaparecidas, a los que fueron secuestrados, asesinados y abandonados.

Diez años de esfuerzos de mucha gente, de muchos lugares, de testigos que comparten su memoria para señalar cunetas, parajes, espacios en los que las fosas esconden su secreto.

Diez años para aprender, para saber, para conocer la dimensión criminal del franquismo, para entender por qué tuvieron que callar, por qué portaron hasta el presente, en silencio, la memoria que los hacía testigos de delitos atroces, que los amenazaba.